Los verdaderos protagonistas de esta fiesta son los Mayordomos. Los Mayordomos son una o varias personas que se encargan de hacer el grueso de la fiesta un año determinado. Ser Mayordomo es voluntario y se accede a tal condición tras la puja por llevar los brazos del santo el año anterior. Se encargan de hacer el chozo (gran fuego de leña al aire libre, donde también se incluye alcornoque para tiznar a la gente) la noche del 19 al 20. Tras la misa del día 20; dan un convite en la plaza para todos los asistentes y reparten un bollo de pan con anises “milagrero” casa por casa.